Descripción

Los residuos metálicos representan más del 3% de la basura doméstica, lo que supone que cada persona tira al año unos 20 kg. de este material.

Para obtener estos metales es necesario extraer de la tierra grandes cantidades de minerales y emplear muchísima energía en forma de calor y electricidad. Por eso es muy importante reciclarlos.

¿Sabías qué..?
 

Al reciclar una lata de aluminio se salva la energía para hacer funcionar un televisor por 3.5 horas.
El aluminio puede ser reciclado indefinidamente y ser usado para producir cualquier producto que hubiera necesita aluminio nuevo.
Al reciclar aluminio se evita extraer 4 T. de bauxita (roca blanda formada principalmente por hidróxido de aluminio) para obtener una tonelada de aluminio.

Los diferentes tipos de metales

Aluminio

Es un metal que se obtiene de la tierra; es muy ligero, difícil de oxidar, se encuentra en combinación con algunos materiales de los cuales el más importante es la bauxita. 

Hierro

Es un elemento natural que se procesa en un horno para producir metal.

Acero

Es hierro con menos carbón, lo que lo hace más fuerte, flexible y fácil de cortar.

Hojalata

Se fabrica con acero y una capa delgada de estaño.

Tips para reciclar metal

Antes de botar los círculos de plástico que mantienen unidas las bebidas de lata, es importante cortar cada círculo con unas tijeras, pues con ellos evitamos que animales y peces queden atrapados.
Limpiar y secar muy bien, pues si tienen residuos de alimentos, líquidos o grasa no son útiles.

¿Qué residuos van aquí..?
Latas de cervezas, latas de refrescos, latas de gaseosa, utensilios de cocina, ollas, marcos de puertas, marcos de ventanas, partes de motor, acero, plomo, cobre, hierro, aluminio, tuberías, adornos metálicos